Skip to toolbar

Indexación. La gran desconocida del SEO para tiendas online

Indexación. La gran desconocida del SEO para tiendas online

Este es un post invitado de Alberto Navarro. Consultor SEO en Incursionweb.com

¿Sabes qué es la indexación? El concepto es muy sencillo. Te cuento lo que hace Google con tu web para que te hagas una idea.

Google tiene una serie de robots o arañas que rastrean toda la web siguiendo los enlaces entre las páginas. Estos robots analizan el contenido de cada URL y le asignan ciertas características para generar el índice para los resultados de búsqueda.

Cada vez que Google muestra una página de resultados, tanto el título y la descripción como la posición que ocupa cada resultado vienen del índice.

Es decir, en cada página de resultados Google muestra lo que tiene guardado, no lo que contiene nuestra web en ese momento.

¿Por qué esto es importante? Porque nosotros podemos controlar qué se indexa y qué no.

Qué debemos indexar (o no) en un ecommerce

Páginas especiales

Woocommerce genera una serie de páginas que no controlamos. Son las páginas del proceso de compra (el carrito, confirmación de pago, etc…).

Estas páginas no deberían aparecer en el índice de Google, ya que sólo son útiles para un usuario.

También existen otras páginas que en realidad son URLs con contenido buscado por el usuario o filtros de distinto tipo. Son algo parecido a esto:

https://mitienda.com/?s=zapatillas&post_type=product
https://mitienda.com/zapatillas-running?orderby=price 

La primera es una búsqueda y la segunda es una página ordenada por el usuario. Estas tampoco las debemos indexar ya que podríamos crear miles de páginas con el mismo contenido. A Google no le gusta el contenido duplicado 😉

Categorías

Las categorías de una tienda online son las grandes olvidadas a nivel SEO. Afortunadamente esto está cambiando y ya podemos ver ecommerce con estas páginas muy bien trabajadas.

Si observamos el proceso de búsqueda de un usuario, en la mayoría de casos estará buscando una categoría y no un producto.

Aquí la respuesta a si indexar las categorías es muy clara: Sí, indexa las categorías de tu ecommerce. Sólo en casos muy concretos aconsejo lo contrario.

Fichas de producto

Empecemos por la estrategia. Vamos a analizar algunos supuestos que me he ido encontrando en mi trabajo como consultor SEO.

Fichas de producto poco (o nada) trabajadas

Este es el caso más habitual.

A menudo ocurre que alguien monta su flamante ecommerce y no se le ocurre nada mejor que copiar las descripciones de producto que le ofrece el fabricante.

¿Qué tiene esto de malo? Pues que tu web tiene el mismo contenido que el resto de distribuidores y, muy posiblemente, de la web del fabricante.

Evidentemente esto es un error, ya que Google nos penalizará por tener contenido duplicado. Además somos los nuevos en el «cole», y es a nosotros a quien nos quitarán el bocadillo.

Mi recomendación en este caso es desindexar todas las fichas de producto hasta que tengamos un contenido original. Entonces podemos ir presentándolas a los buscadores.

Un momento! Soy Antonio. Solo quería añadir una cosa 😊

Otra opción es aprender a crear fichas de producto «con gancho», optimizadas para SEO y que disparen tu conversión de visitante desconocido a; «Me has convencido y voy a añadirlo al carrito ya» 🛒

Te enseño todo eso y mucho más en este curso.

QUIERO SABER MÁS

Productos no disponibles

En este caso hay que tener en cuenta otros aspectos. Por ejemplo tendremos que saber si ese producto no está disponible por falta de stock o ya no estará disponible en el catálogo.

Si no va a ser posible comprarlo lo mejor es que ya no esté en el índice de Google. También es posible que te debas plantear si borrar el producto de tu ecommerce. Hace tiempo que escribí un artículo sobre esto.

Productos que no tienen búsquedas

Este caso es delicado, ya que la teoría dice que cuanto más páginas tengas indexadas más búsquedas de cola larga recibirás. Pero en determinados casos el trabajo necesario no compensa.

Es muy poco probable que alguien busque un modelo concreto de calcetín. Es posible, pero muy difícil.

No estoy hablando de búsquedas del tipo “calcetín para running de caña corta”, esto debería ser una página con todos los calcetines de ese tipo. Me refiero a buscar “calcetín adidas xp450”.

Pues bien, imagina que en tu tienda hay 150 modelos distintos. Tendrías que crear 150 descripciones únicas para un producto con muy pocas (o ninguna búsqueda) y además un precio muy bajo. Demasiado trabajo para muy poco retorno.

Productos con mucha rotación y poco margen

Es un caso muy similar al anterior.

Lo aplicaríamos si tenemos productos de temporada, que rotan mucho y en periodos muy cortos (dos o tres meses). Como en el caso anterior tendremos en cuenta el margen, ya que el trabajo de redactar esas descripciones puede no compensar.

Productos que vendemos fuera de la ficha de producto

Las fichas de producto suelen ser feas. Es muy complicado vender determinados productos si no trabajamos bien el diseño de la páginas de ventas. Además se aplica el mismo diseño a todas las fichas.

Si estás vendiendo productos que requieren cierto mimo, suelo recomendar trabajar esas páginas de ventas como páginas o CPT. Maquetarlas según las necesidades de cada producto y utilizar los bloques de WooCommerce para los botones de compra y demás elementos como precio, opciones…

Y qué pasa con las fichas de producto. Pues hay de evitar su indexación para que no canibalicen a la auténtica página de ventas.

Lee esto antes de desindexar nada

No empieces a desindexar URLs de tu ecommerce sin leer esto. Es posible que no te convenga seguir los consejos anteriores en algunos casos.

Esto es lo que tienes que revisar antes de quitar una URL del índice.

¿Está bien posicionada?

Aquí poco hay que decir. Sería poco inteligente desindexar una página que esté bien posicionada. Pero recuerda que lo esté para la búsqueda adecuada.

Se pueden utilizar herramientas como SEMRush o Ahrefs para conocer las palabras clave por las que está posicionada una página. También lo puede hacer con Search Console, que además es gratis.

Desde el informe Rendimiento añade un nuevo filtro de tipo Página. En el desplepegable, selecciona La URL es exactamente e introduce la URL que quieres analizar. En la parte inferior aparece la información de todas las consultas por las que posiciona esta página.

¿Está recibiendo tráfico orgánico?

Algo que a veces también se nos puede pasar es revisar si la página está recibiendo tráfico desde el buscador. Está relacionado con el punto anterior, pero yo siempre reviso ambos por si una página está posicionada pero no recibe tráfico. Vamos, que nadie hace clic en el resultado de la búsqueda.

En este caso vamos a utilizar Google Analytics, que también es gratis aunque un poco enrevesado.

Vamos por pasos:

  1. Entra en el informe de Adquisición/Visión general.
  2. Pulsa sobre Organic Search en el informe. Ahora verás información detallada del tráfico procedente de los buscadores.
  3. Queremos ver dónde llegan a la web (la página de aterrizaje). En Dimensión primaria seleccionamos Página de destino.
  4. Ya tenemos la lista de páginas de aterrizaje desde buscadores. Podemos añadir un filtro para que sólo muestre la URL que estamos analizando.
analytics-pagina-destino

¿Tiene enlaces desde otros dominios?

Esto es mucho más sencillo.

Tan solo tenemos que ir al informe Enlaces dentro de Google Search Console. Dentro tenemos la columna de enlaces externos y enlaces internos. Pulsa sobre Más información en el listado páginas más enlazadas.

Ahora estás viendo el listado completo de las páginas de tu sitio que reciben enlaces desde otros dominios. Sólo tienes que filtrar por página, indicando la URL en cuestión.

Cómo gestionar la indexación de un ecommerce

Ya hemos analizado la situación y hemos decidido qué productos indexar y a cuáles no, qué categorías nos interesan y hemos identificado las páginas «especiales». Ahora vamos a indicarle a Google y compañía qué deben hacer en cada caso.

Para hacerlo utilizaremos la etiqueta meta robots. Pero no te preocupes, lo haremos con un plugin que seguramente ya tengas instalado: SEO by Yoast.

Lo más probable es que lo conozcas como un estándar en el SEO. Yo lo he usado mucho, pero últimamente está generando errores y se ha hecho demasiado grande. Aún así es el plugin de SEO más utilizado.

Cómo configurar la indexación por tipo de contenido y taxonomías

Este caso es aplicable cuando quieres desindexar todo el contenido de un tipo concreto. Por ejemplo puedes querer que no se indexen los productos, las categorías o las etiquetas.

En la configuración de Yoast, tendremos que entrar en el menú Apariencia en el buscador. Veremos una serie de pestañas con distintas opciones, nos interesan Tipos de contenidos y Taxonomías.

En el primero podemos activar o desactivar la indexación de entradas, páginas y productos. Dentro de taxonomías tenemos categorías, etiquetas, categorías de productos…

Si despliegas las opciones verás la que nos interesa. Pone algo como «¿Mostramos productos en los resultados de búsqueda?». Debajo podemos activar o desactivar según lo que más nos convenga.

Cómo configurar la indexación individualmente

Si queremos hilar más fino hay que ir a cada contenido que queremos desindexar y configurarlo individualmente.

Dentro de las opciones de cada producto (por ejemplo) tenemos que abrir las opciones avanzadas del panel de Yoast. El parámetro que controla esto es «¿Permitir a los motores de búsqueda mostrar esta Producto en los resultados?». Tenemos tres opciones posibles:

  • Por defecto es Productos, actualmente: Sí: esto hace que este producto en concreto se comporte según la configuración del apartado anterior.
  • Sí: se va a indexar, ignorará la configuración del apartado anterior.
  • No: ¿adivinas? en este caso no se indexa, ignorando la configuración general.

En cuanto al parámetro «¿Deberían los motores de búsqueda seguir los enlaces que hay en esta Producto?» casi siempre la mejor opción es dejarlo activado. De esta forma los robots pueden moverse líbrmente por la web.

Los otros dos parámetros déjalos vacíos.

Conclusiones

A pesar de no tenerse en cuenta en la mayoría de casos, gestionar adecuadamente la indexación es clave para el SEO de un ecommerce. Actualmente tenemos herramientas suficientes para hacerlo, lo complicado es tener claro en qué situaciones nos conviene que un contenido se muestre en los resultados de una búsqueda o no.

Un último consejo: es mejor configurar la indexación y definir la arquitectura del sitio al principio, antes de dejar que Google rastree la web.

Related Articles